Sólo tres de cada diez fondos en Portugal está en positivo desde el inicio de la crisis


De cada diez fondos de inversión gestionados por gestoras portuguesas, apenas tres consiguen tener un resultado positivo desde agosto de 2007. Según los datos difundidos por la Apfipp, poco más del 27% de los productos ha logrado evitar las pérdidas en los últimos 36 meses. Además, cuatro de cada diez fondos registran ya pérdidas medias anuales superiores al 5%.

Según publica Diario Económico, incluso los productos que consiguieron navegar por la crisis y aprovechar la recuperación de los mercados en 2009 tampoco consiguieron retornos espectaculares. Sólo un fondo, BPI Brasil, sube más del 10% en el año. Mientras que ocho de un total de 211 productos consiguen rentabilidades superiores al 8% en los últimos 36 meses.

La explicación para tantos fondos portugueses en número rojos tiene que ver con la profundidad de la crisis. “La crisis que vivimos fue global. Incluso, activos menos arriesgados, desde obligaciones de emisores privados y hasta deuda soberana, han sufrido con dureza en la crisis. Un gestor que quisiera evitar las acciones dificilmente conseguía retornos positivos con las obligaciones”, explica Diogo Teixeira, administrador de Optimize.

Como resultado de esta situación, de las 22 categorías de fondos seguidas por la Apfipp, la asociación portuguesa del sector, se cuentan con los dedos de una mano las que consiguieron evitar los daños en los últimos tres años: fondos de pensiones y de ahorro jubilación más conservadores y de obligaciones a tasa fija europea e internacional.