Tags: Negócio |

"No son tiempos fáciles para la industria de los fondos"


“No son tiempos fáciles y lo más importante es subrayar hoy la necesidad de fomentar el ahorro, cuyo bajo nivel alcanza valores preocupantes” afirma José Veiga Sarmento, presidente de la Apfipp en una entrevista concedida al diario portugués Diario Económico. Ante el hecho de que desde el inicio de la crisis, los fondos portugueses hayan perdido más de 618.000 inversores, según revelan las estadísticas, Veiga matiza que “el número efectivo es menor porque ese dato revela la suma de partícipes de cada fondo individualmente considerado.

Un inversor que tenga cuatro fondos cuenta, en esa estadística, como cuatro partícipes”. Asimismo, el presidente de la Apfipp explica que las fusiones de fondos de los últimos tiempos también alteran el dato de la estadística al reducir el número de fondos en que invierte un partícipe. En todo caso, Veiga sí reconoce que se ha producido cierto descenso en el número de inversores, pero sobre todo fruto de la desinversión que se produjo cuando los mercados cayeron y que arrastró al valor de los fondos.

Al explicar por qué son los fondos más conservadores los que registran un mayor descenso en el número de partícipes, Veiga pone el acento en varios hecho como, por ejemplo, el que muchos de estos fondos tuvieran una fecha de vencimiento que ya se cumplió y que de los nuevos fondos que les siguieron muchos adoptaran la forma de fondos especiales de inversión. “En el caso de los fondos del mercado monetario”, explica el presidente de la Apfipp, “dos de los fondos existentes a finales de 2007, y que representaban más del 95% del volumen de activos gestionados por este tipo de fondos, se fusionaron con fondos de tesorería por lo que hubo una transferencia de partícipes a esta última categoría de fondos”. En su opinión, tampoco hay que olvidar que con la crisis “el propio paradigma del riesgo ha sido puesto en causa y han sido muchas veces los activos que siempre fueron considerados como de menor riesgo los que han pasado las mayores dificultades”.

Para Veiga, “una de las conclusiones a extraer de esta crisis es que la transparencia tiene un impacto directo en el aumento de la salida de los inversores”. Según el presidente de la Apfipp “a medida que el mercado iba sintiendo dificultad en valorar los activos, los valores de los fondos bajaban y los inversores también salían. Con la corrección positiva en 2009 y la correspondiente subida en la rentabilidad de los fondos, asistimos al regreso de interés de muchos inversores”,

En todo caso, el presidente de la Apfipp muestra su convicción en que las características inherentes a los fondos de inversión “como la gestión profesional, la transparencia, la mitigación de riesgos y la supervisión por la CMVM”, son argumentos que los inversores van, con certeza, a tener en cuenta.