Los fondos portugueses reducen a la mitad la inversión en deuda local


El valor invertido en deuda pública nacional por los fondos de inversión portugueses se redujo un 48% en enero frente a diciembre de 2009. Esto supone caer hasta los 43,3 millones de euros. En paralelo, según una nota difundida por la Comissao do Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM), el valor en deuda pública extranjera aumentó un 12,3%. Esta reducción de valor de las inversiones en emisiones del Estado portugués se produce en unos momentos de fuerte presión internacional sobre las obligaciones del Tesoro portugués.

El valor invertido en deuda pública nacional por los fondos de inversión portugueses se redujo un 48% en enero frente a diciembre de 2009. Esto supone caer hasta los 43,3 millones de euros. En paralelo, según una nota difundida por la Comissao do Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM), el valor en deuda pública extranjera aumentó un 12,3%. Los bonos internacionales continuaron siendo el instrumento financiero más popular entre los fondos mobiliarios portugueses, representando un 44,5% de las inversiones totales. Esta reducción de valor de las inversiones en emisiones del Estado portugués se produce en unos momentos de fuerte presión internacional sobre las obligaciones del Tesoro portugués.

El valor gestionado por los organismo de inversión colectivo en valores mobiliarios (OICVM) disminuyó un 0,9% en enero frente a diciembre, 11.543,3 millones de euros. El valor administrado por los fondos especiales de inversión (FEI) descendió un 1,3%, hasta los 5.568,4 millones de euros. Los títulos del Banco Espírito Santo fueron los favoritos de los fondos y captaron la mayor parte de las inversiones, acaparando un 23,3% del total invertido en acciones portuguesas. Por detrás, las acciones de Semapa representaron un 7,2% del total; Galp Energia, un 6,4%, y Zon Multimédia, un 5,9%.

Fuera de Portugal, los títulos de Banco Brandesco continuaron siendo los favoritos ya que acapararon un 33% de las inversiones de fuera de la Unión Europea, seguidas por las acciones de Banco Santander, Total y Telefónica (2,9%, 2,9% y 2,7% de las inversiones en los mercados de la Unión Europea respectivamente.)