Tags: Negócio |

El mercado de fondos portugués cierra su segundo peor ejercicio de la década


En mínimos. Así está el valor de los activos gestionados por los fondos en Portugal al caer un 17,5% en 2010 y situarse en diciembre en los 14.219 millones de euros. Se trata del volumen patrimonial más bajo de la década. Pero no todo es culpa del pasado ejercicio. En 2008, año de la quiebra de Lehman Brothers, el patrimonio bajo gestión en Portugal cayó desde los casi 26.000 millones de euros hasta los 14.300 millones. Aunque recuperarse de este batacazo pareció posible tras un 2009 en el que se ganó un 20%, la crisis de deuda vivida en 2010 aleja esta posibilidad y convierte al pasado ejercicio en el segundo peor tras 2008.

Según los datos publicados por la Apfipp, desde el inicio de 2010 y hasta diciembre, los fondos de inversión han sufrido unos recates de 11.749 millones de euros, en tanto que las suscripciones apenas han llegado a los 8.729 millones de euros, con lo que el saldo acumulado es negativo en más de 3.000 millones de euros.

La categoría de fondos que más ha sufrido en el año es la de los fondos de tesorería euro, con suscripciones líquidas negativas de 2.177 millones de euros, es decir, dos terceras partes del total de suscripciones líquidas. Se trata de productos que invierten una parte significativa de su cartera en deuda pública europea por lo que han sido los más vapuleados por la crisis de deuda. Además, al constituir una alternativa más flexible a la inversión en depósitos es muy buscada por el inversor particular de perfil conservador y representa, al final del ejercicio, el 13% del mercado de fondos en Portugal. Otras categorías de fondos que también han sufrido en 2010 son las de los fondos con protección del capital y los fondos de obligaciones de tasa referenciada al euro. Ambos han tenido unas suscripciones netas negativas de más de 500 millones de euros cada uno. Junto con los fondos mixtos, que también sufren más salidas que entradas, estas categorías configuran los productos favoritos del inversor portugués, tras los fondos especiales de inversión. Pero este tipo, que representa el 24% del mercado de fondos portugués, ha vivido un mejor año.

Los fondos especiales de inversión han tenido unas suscripciones netas de 381 millones de euros. Los fondos flexibles con 74 millones de euros en suscripciones netas y los de acciones internacionales con 52 millones también han logrado sobrevivir a la tormenta. Y tampoco ha sido malo el ejercicio para los fondos de acciones de EE UU y los monetarios euro. En concreto, los monetarios son los que registran un mayor crecimiento porcentual del volumen gestionado en el año ya que han crecido un 287%. Eso sí, en valores absolutos, los fondos especiales no tienen rival y captan en el año 357 millones de euros.

Los reembolsos vividos en 2010 apenas han afectado a la cuota de mercado de las gestoras. Caixagest sigue siendo la que mayor volumen de activos bajo gestión tiene con un 23% del total, seguida de BPI Gestão de Activos y de Santander AM, ambas con un 17,2%. La gran perdedora en este año ha sido Esaf, que comenzó el ejercicio como la segunda más grande de Portugal con una cuota del 19% y termina en el cuarto puesto con un 17%. Por su parte Banif Gestão de Activos es la entidad que mayor crecimiento ha tenido en el año, tanto en términos absolutos como en porcentaje, debido a que en julio se hizo cargo de la gestión del fondo especial de inversión de la gestora de Banco Privado Portugués ahora en liquidación.